miércoles, 7 de abril de 2010

Las enseñanzas metafísicas de Jesús

Con motivo de la Semana Santa, y todo fenomeno cultural y social que hemos construido alrededor de ella (hasta las vacaciones oficiales en un estado laico tienen tintes religiosos) escribí algunas reflexiones en face book, que entre otras cosas, me permitieron darme cuenta de que el tema no siempre puede abordarse desde perspectivas neutrales. Es un tema polemico, genera apasionamiento, pero tampoco creo que la religiosa sea la unica perspectiva epistemica valida sobre la enseñanza de Jesús. Es mas, es la que menos me gusta, porque se presta mucho a dogmatizar sían cuestionar.

Alguna vez leí un libro que se refería a Jesús como un maestro metafísico, y el gran mérito de ello, es que se analiza su obra fuera de los dogmas religiosos.

Mi propio sincretismo en cuanto a ideas espirituales, me llevo a escribir en Face Book lo siguiente:

Seguimos la tradicion de creer en un dios antropomorfo, creado a imagen y semejanza del ser humano, un dios que quiere, actua, tiene voluntad, y muestra sentimientos como ira, gusto o misericordia. Asi ha concebido el mundo occidental la idea de dios. Dios no es un ser, sino un "algo" que impregna la esencia de todas l ...as cosas. Dios es sinonimo de vida, de amor, de compasion. No es un "alguien", sino un "algo." Dios no "es". Existe!

Dios "creo" al hombre a su imagen y semejanza? y los demas seres vivos, a quien se parecen?? Creo que se equivocan quienes le atribuyen a dios caracteristicas humanas: voluntad, deseo, ira, vision, oido. Dios no es un ser, es un principio que se encuentra en todas las cosas!!!

Jesus se anuncio como hijo de Dios, y lo era, pero jamas dijo que fuera su unico hijo. Se equivocan quienes asi lo creen. El lo unico que hizo fue reconocer su naturaleza divina, la cual compartimos todos los seres humanos. En ese sentido, "Todos somos hijos de Dios." Todos gozamos de esa naturaleza divina que Jesus reconocio en el mismo. "Mi reino no es de este mundo" significa: el espiritu por encima de lo material

3 comentarios:

  1. Una interesantísima postura la suya , caballero. Seguiré atentamente este blog recién descubierto .

    Un saludo desde España.

    ResponderEliminar
  2. Todos somos hijos de Dios, y en todo se igualo Jesùs a los seres humanos, menos en una cosa que en funciòn a la condiciòn humana nos lleva a todos a cometer en mayor o menor grado conductas contrarias al amor, porque eso es el pecado un acto de no amor. Por ello dijo "Quien este libre de pecado arroje la primera piedra".

    Todos somos hijos de Dios pero a diferencia de Jesùs, los mortales somos hijos adoptivos.

    ResponderEliminar
  3. Es una reflexión objetiva maestro y comparto algunos puntos de los que comenta, estamos en contacto

    ResponderEliminar